La radiofrecuencia es útil para la reducción de arrugas y líneas de expresión en caso de que sea aplicada en rostro.
A nivel corporal, la radiofrecuencia se utiliza para reducir la flacidez y la celulitis de la zona a tratar.
Logra tensar la piel y mejora el contorno corporal. Es un excelente complemento de la Ultracavitación.

Los principales beneficios de la radiofrecuencia son:

  • Cambios notables desde la primera sesión
  • Efecto progresivo y de larga duración
  • No deja marcas
  • No invasivo
  • Sesiones indoloras y seguras
  • Es rápido y de fácil aplicación
  • No tiene efectos secundarios
  • El paciente puede continuar sus actividades inmediatamente
  • Aplicable en cualquier época del año