El tratamiento de “peeling” es un proceso mediante el cual se busca remover las capas superficiales de la piel, este proceso genera renovación celular dando lugar a una mayor producción de colágeno que se traduce en mayor lozanía para el rostro.

Su aplicación logra disminución de las cicatrices de acné, arrugas superficiales y manchas de sol. Es ideal acompañar este tratamiento con Radiofrecuencia Tripolar para lograr mejores resultados.

El peeling se realiza mediante dos procedimientos: el primero, llamado peeling químico, consiste en la aplicación de diferentes ácidos para cada caso específico previamente evaluado. Ej: acido mandélico, glicólico, láctico, etc. Por otro lado, realizamos Microdermoabrasión por Puntas de Diamante, llamado peeling mecánico que exfolia la piel y reduce la imperfecciones de la piel.

Las sesiones se realizan una vez por semana. Este tratamiento está contraindicado en caso de acné activo y para personas con rosácea.